Un ejemplo de acción positiva de la empresa privada con los refugiados en Europa

logo_telefonica_azul

No deben haber fronteras con las oportunidades. Alex Lange, hijo de padres rusos, nació en Alemania y trabaja para Telefónica Alemania, conocida allá como O2. Allí se sentía incomodo, como en una cueva. Sentía que tenía que hacer algo ante la realidad de muchos de los inmigrantes que por olas llegan a Europa en estos días. Nos advierte que los Europeos de pueblos fronterizos saben que la migración de países árabes seguirá ocurriendo. Quería ayudar con esta situación ahora, no quería esperar tramites o aprobaciones y fue directamente a la alta gerencia de Telefónica Alemania y les expuso su inquietud.

Hay mas de 60 millones de refugiados en el mundo, cada día mas de 40 mil personas dejan sus casas para no tener que enfrentar terror, pobreza y todo lo que hace irse de un país. Hay mas de un millón de refugiados llegando a Alemania este año, siendo el reto mas grande para este país desde su re unificación. Los problemas mas grandes que enfrentan los refugiados son que no hablan ni inglés ni alemán, y el aburrimiento que genera que no pueden trabajar durante los cinco meses que dura el proceso de asilo en Alemania.

Se han organizado hack-a-tons para refugiados: se han desarrollado aplicaciones de todo tipo para ayudar con gran impacto a la adaptación de los refugiados, como apps para que los locales le ofrezcan refugio a los refugiados,  para optimizar la distribución de donaciones, chats para refugiados y hasta software gratis para ayudar a los refugiados aprender idiomas nuevos. El problema es que estas aplicaciones y programas nunca son desarrollados por grandes compañías y los que las hacen no tienen los fondos para difundir este tipo de soluciones digitales y la gente no sabe que existen. Aquí entra el rol de las grandes compañías.

Así que Alex hablo con sus jefes, y se establecieron dos equipos de trabajo para crear soluciones a los refugiados a través de Think Big, que es una de las aceleradoras de ideas de Telefónica.  Las empresas están buscando maneras de involucrarse con la situación mundial, pero falta esa llama que enciende la cadena de acciones. Think Big va a proveer fondos, mentoría en desarrollo, espacio de trabajo, y lo mas importante ayuda a difundir de todas estas iniciativas. Ya Telefónica le provee SIM cards gratuitos a los refugiados que llegan a Alemania, puesto que la primera necesidad es de comunicarse.

Lo importante es el rol que toma la empresa privada, y el sector de las telecomunicaciones en la construcción de sociedad. Ejemplos así tienen que tomarse y todos tenemos la responsabilidad de coayudar a las grandes empresas para que estas colaboren con las grandes causas.

Advertisements